Archivo para 30 junio 2012

30
Jun
12

CUANDO LA CONFIANZA …….

Cuando la confianza vale más que el oro Claudia Cisneros
La República. Viernes, 22 de junio de 2012

Enrostrarle a los incrédulos la cantidad de dinero que perderá Cajamarca si Conga no va es completamente inútil y señal de que no se ha entendido el problema de origen. Es no entender que hay dos tipos de actores entre los detractores de Conga: los Santos y demás proselitistas de ocasión, y la gente del pueblo que auténticamente teme quedarse sin agua por culpa de Yanacocha.A los que temen, no podría importarles menos los millones de dólares que la derecha se desespera en endilgarles. De qué sirve todo el dinero si tendrás que beber agua envenenada, si tus animales parirán engendros, si tus hijos y los hijos de tus hijos no tendrán agua limpia nunca más o las fuentes se secarán para siempre.Para ellos es una cuestión de vida o muerte. Por eso apoyan el reclamo, involucran a la familia, porque es una responsabilidad social, una obligación existencial, una respuesta cívica. Prefieren ser pobres y sanos que ricos envenenados. No es por Santos que salen padres, niños y embarazadas, sino por sus temores que no han sido aquietados.Santos es sólo alguien –con cierto nivel de poder y autoridad– que canaliza esos miedos y los convierte en una fuerza de choque, una amenaza para el Estado, en un poder del que además él usufructúa.Pero hay otro actor importante y que suele olvidarse en el conflicto Conga: la mala reputación de Yanacocha. Los pobladores no se oponen a Conga porque no quieren desarrollo, nadie es idiota para no querer eso, lo que no quieren es un supuesto desarrollo a costa de su salud y calidad de vida.Sobre todo, si el ejecutor del presunto desarrollo es una mina de exigua credibilidad. No le creen a Yanacocha porque a través de los años se ha ganado a pulso el rechazo y la desconfianza. El problema de fondo es que no le creen a ninguno de los actores, ni a Yanacocha, ni al Estado, y la represión no va a solucionar ese problema, sólo lo acallará temporalmente.Condenar que mujeres embarazadas ejerzan su libertad y derecho de manifestarse es absurdo. Desdeñar a quienes piden hablar con el presidente, como lo ha hecho el premier, no ayuda a tender puentes sino a romperlos.De acuerdo con que el presidente no debería estar “yendo región por región resolviendo los conflictos sociales”, como ha dicho Valdés, pero si el propio premier y sus adláteres no han hecho bien su trabajo y más bien han contribuido a ahondar la brecha de desconfianza, ¿qué instancias quedan para resolver esto sin muertos y balas?Ojalá ambas partes sepan dejar de lado soberbias y agendas políticas y se enfoquen en la salomónica propuesta que ha hecho Yanacocha de construir reservorios que elevan la disposición de agua de 1.3 a 14 millones de metros cúbicos y que no empezará a explotar el mineral hasta que se culminen esas obras.Será necesario, sí, que las partes encuentren a un actor adicional, con credibilidad para el pueblo, que garantice el cumplimiento de estos compromisos que muy desafortunadamente ni la minera, ni el Estado tienen –para Cajamarca– autoridad o capacidad social de garantizar.

Anuncios